¡Hoy es un buen día para la Comunicación Interna! También pensamos que era una ocasión ideal para compartir un nuevo artículo en esta sección de nuestro blog. A través del hashtag #BuenDíaComInt impulsamos este espacio que necesariamente será construido por todas aquellas personas apasionadas por el desarrollo de herramientas que busquen potenciar el diálogo y el trabajo en equipo dentro de las instituciones. Para sumar tu aporte escribinos a contacto@colmenagencia.com o compartí tus ideas utilizando nuestro hashtag.

¡Bienvenido/a a una nueva edición!

Antes de comenzar, quiero agradecer a todo el equipo por confiar en mí la tarea de representar a Colmena en el 12° #CominForum Regional “Estrategias y gestión de la Comunicación Interna”.

Es difícil sintetizar todo lo aprendido durante la jornada de hoy, pero intentaré esbozar algunas ideas y reflexionaré en torno a distintos conceptos que me llevo de Buenos Aires a San Juan.

¿Compatibilizar la agenda externa con la interna?

El Comin Forum apenas comenzaba cuando Verónica Zampa rompió el hielo e instaló una temática que dejó meditando a gran parte del auditorio. ¿Existe una barrera entre la Comunicación Interna y Externa? ¿Debemos analizar las agendas públicas y, a partir de ellas, generar conversaciones internas?

Es muy interesante reflexionar en torno a ambos cuestionamientos.

Marcelo Gordín habló de los desafíos de gestionar la CI frente a la singularidad, es decir, contemplando que cada persona que integre mi equipo tendrá gustos particulares. Sin embargo, si lográramos un equilibrio entre las tendencias del momento y el esquema de comunicación que planteamos dentro de la institución, estaríamos frente a una situación que favorecería la creación de nuevos espacios de diálogo. Es decir, encontraríamos ciertos puntos de interés que estimularían la participación del equipo de trabajo.

Compatibilizar agendas puede ser un arma de doble filo si desvía la atención de nuestros públicos internos y se pierde el foco de lo que la institución quiere comunicar a sus equipos.

Por lo tanto, propongo que este mecanismo sea una excusa para fomentar el diálogo. Utilicemos esto como herramienta para lograr que aquellos sectores de la institución que no comparten mucho tiempo, encuentren un tema ameno y actual que los lleve a entablar una conversación.

No se trata de comunicar más, sino de que sean más los que comunican

Gabriela Sogo, de Total, lo expresó muy bien. El desafío de gestionar efectivamente la CI no consiste en la cantidad de canales que tenga mi institución o el número de flyers que pueda generar mi equipo de diseño. El objetivo debe centrarse en generar “embajadores” dentro de mis públicos internos. Lograr que el personal se involucre, que sienta “la camiseta bien puesta” y sean ellos/as quienes puedan defender a la institución ante la crítica. Para ello, Laura Briano propuso durante su alocución la necesidad de generar curiosidad en mi equipo de trabajo. Apelar a la creatividad para que todo lo que se comunique produzca el efecto deseado en los públicos. Por otro lado, al hablar del rol que debe cumplir el CEO o gerente frente a esta situación, Laura Briano centró su propuesta en la efectividad que se logra cuando la persona que está a la cabeza de la institución logra inspirar a su equipo. En este punto, habló de la importancia del storytelling y todas las acciones que puedan enfocarse en los sueños y los miedos a vencer.

La transversalidad y su cualidad unificadora

Mariano Barusso se lució a la hora de hablar de asesoramiento estratégico. El consultor citó a Ernesto Gore y este aporte me llevó a reflexionar en torno a la transversalidad como herramienta para la gestión de la CI.

“Las organizaciones son grupos que conversan entre sí, no podemos pensarlas como pirámides monolíticas (…)”

Considerando esta excelente frase, aplicar propuestas transversales sería una herramienta óptima para unificar este vacío que se genera dentro de las instituciones, y llevar a esos sectores que se encuentran aislados entre sí a un espacio común que les permita conocerse y desarrollar algunos trabajos entre áreas.

La puesta en marcha de alternativas de este tipo exige una planificación rigurosa, pero creo que es un desafío que vale la pena encarar para disminuir esa brecha y lograr un equipo de trabajo unificado.

En Colmena estamos convencidos de que no hay mejor nutriente que el estudio de casos: escuchar experiencias de colegas, analizarlas y sacar conclusiones propias. Retroalimentarnos de las estrategias planteadas en otras instituciones es una herramienta vital para proponer futuras acciones.

Y vos… ¿Qué acción desarrollaste para fortalecer la Comunicación Interna de tu cliente? ¡Hoy es un buen día para hacerlo!

 

POR BERNARDO SÁNCHEZ BATALLER

Departamento de Comunicación

Categorías: #BuenDíaComInt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.