La importancia de planificar

Todos los artículos de Colmena Blog procuran ser pequeñas producciones textuales que tienen el objetivo de brindar alguna idea o herramienta nueva para todos/as los/as apasionados/as y profesionales de la comunicación y el diseño. Sin embargo, en ocasiones, hacer un poco de catarsis o compartir lo que nos pasa en el día a día del trabajo también es una buena manera de socializar experiencias, sin la necesidad de publicar un artículo estrictamente teórico.

En el capítulo de hoy, queremos contarles una situación que tuvo final feliz e inspiró la creación del presente artículo.

La llegada de todo/a cliente nuevo/a exige una serie de pasos ineludibles para que las acciones que desarrollemos puedan llevarse adelante con éxito. En algunos casos esta secuencia se da con mayor facilidad, porque hay una buena conexión con las ideas de la organización con la que se comienza a trabajar, y en otras situaciones el proceso es mucho más lento e implica algunos tropiezos.

Cuando las cosas parecen no salir de acuerdo a lo esperado por quien contrata los servicios, una de las garantías que tenemos para respaldar nuestras decisiones son las estadísticas que proporcionan las redes sociales. Y para que estos “numeritos” sean realmente significativos, previamente debemos elaborar una planificación clara y cuantificable. La importancia de esta etapa radica en la definición de los objetivos que buscaremos concretar en el tiempo de trabajo estipulado. Muchas veces se tiene una visión muy reduccionista de lo que aporta la comunicación a la empresa. La buena gestión no es sinónimo exclusivamente de aumento en las ventas, ya que en ese plano conviven factores que son ajenos a nuestro accionar. Comunicar de manera eficiente garantiza el fortalecimiento de pilares que son necesarios para posicionar una marca, es decir, un trabajo que se planifica a mediano y largo plazo. Suena bastante coherente, pero lamentablemente hay ocasiones en las que los/as clientes exigen resultados inmediatos.  

Tarda en llegar y al final hay recompensa

Al mejor estilo de Gustavo Cerati, les contamos que el final feliz del que hablábamos tiene que ver con una conversación con una cliente con la que tuvimos algunos de estos tropiezos al comienzo, propios de la etapa en la que como agencia comenzamos a definir el sistema gráfico que diseñaremos para la marca. En ese diálogo ella nos felicitó por lo que estábamos logrando, luego de algunos meses de trabajo y definió este proceso como lo que las personas alcanzan cuando van al gimnasio: resultados en un mediano o largo plazo. Algo en lo que hay que trabajar duro para luego comenzar a notar cambios.

Siempre es bueno recibir críticas y elogios de las instituciones que contratan nuestros servicios. Críticas porque nos ayudan a perfeccionar el trabajo que realizamos y elogios porque legitiman las acciones desarrolladas (y también dan pie a la creación de nuevos artículos para Colmena Blog).

POR BERNARDO SÁNCHEZ BATALLER

Departamento de Comunicación

Categorías: Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.