La realidad es una sola

El dinamismo que exige nuestro trabajo hace que, en ciertas ocasiones, cometamos “errores no forzados” que surgen únicamente por no tomarnos el tiempo de recabar la información que necesitamos. Vivimos apurados y muchas veces nos dejamos llevar por lo que dicta la intuición. No siempre funciona.

Sumado a esta vorágine que cada tanto nos lleva puestos/as, aún sigue vigente el inevitable prejuicio o temor a preguntar algo que parece obvio. Prejuicio porque nos autocensuramos cuando creemos que lo que estamos por consultar es información que deberíamos conocer. Y justamente, si estamos describiendo un vendaval de actividades, es posible que algún dato se nos escape. Siempre piensen que es peor tener que eliminar una publicación por información errónea o salir a dar explicaciones por un malentendido generado por algo que se dijo y no era exactamente así.  

La realidad es una sola. Tenemos que tener esta máxima siempre muy presente y trabajar a partir de ello. Consultemos, preguntemos y pidamos toda la información que sea necesaria para desarrollar nuestro trabajo en las mejores condiciones. Nunca supongamos las cosas ni demos por entendido algo que no tuvo su explicación pertinente. Trabajar con suposiciones es algo que genera daño interno y perjudica a las instituciones con aspectos que podrían solucionarse con un simple diálogo o un intercambio de consultas muy breve.

Puede que este artículo sea muy obvio para muchos/as y eso sería genial, porque hablaría de personas que han vencido el temor de preguntar. De esta manera, dotarán de mayor seguridad cada decisión que se tome y trabajaran con información verificada y de calidad.

Tender puentes

Por último, siempre es bueno recordar que las personas somos las que hacemos trascender a las instituciones dando lo mejor de cada uno/a. Construir una marca, posicionarla, dotarla de valores y lograr que la gente la elija por encima de sus competidoras, es un proceso que requiere del trabajo mancomunado de todo un equipo.

Tendamos puentes, facilitemos información, trabajemos para potenciar las habilidades que tiene cada miembro y siempre recordemos que es fundamental brindar todos los datos que sean necesarios para que las actividades puedan concretarse de manera exitosa. Es algo que depende de nosotros/as y en ello vemos reflejada la importancia de una buena comunicación institucional.

POR BERNARDO SÁNCHEZ BATALLER

Departamento de Comunicación

Categorías: Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.